sábado, 12 de mayo de 2018

Adiós Buyuk.


Nuestros perros siempre han sido maestros de afectos, inteligencia y nobleza.

Estoy segura de que en el Paraíso tiene que haber un precioso curruncho, con una portela como la de nuestra finca, donde estos maravillosos amigos nos esperen para indicarnos el camino.

Como hacías tú siempre que llegábamos a casa, corriendo delante del coche, como si no confiaras en que pudiera subir la pequeña ladera sin tu ayuda.

¡Tan blanco! ¡Tan Bello!

Adiós Buyuk.







7 comentarios:

  1. Lo siento mucho, Maruxa, sé el dolor que estarás sintiendo ahora y me gustaría enviarte todo mi afecto, por si en algo te sirve de consuelo. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Cuanto te entiendo querida Maruxa. El 25 de diciembre se murió mi perrita y todavía nos dura la tristeza. Muchos abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  3. Comprendo tu tristeza, Maruxa. Yo ya he enterrado 4 perros, todos entrañables compañeros, amigos de juegos de mis hijos, guardianes de casa y siempre alegres y fieles. Si, yo tambien creo que tiene que haber un trocito de paraíso para que ellos correteen y sean felices.

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo perfectamente Maruxa, también hemos pasado por ello, llevo perdidos 5 queridos y entrañables compañeros y amigos.
    Sin palabras, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Cuánto lo siento!! Ay! Maruxa... qué desolación debe sentirse cuando llega ese momento.

    ResponderEliminar
  6. un perro es mucho mas que una mascota, pero piensa que vivira mientras lo recordeis un abrazo

    ResponderEliminar