domingo, 5 de noviembre de 2017

Plantar menos, cuidar más.


Este otoño, hasta el día 15, fue más caluroso que el mes de julio, ni siquiera por las noches caía rocío, y así la tierra se resecó y las plantas se agostaron.

Regamos más que durante el verano, y aun así nos parecía que el agua se evaporaba sin penetrar en profundidad en la tierra.


Algunos rosales no lo resistieron; quizás por haber abandonado los tratamientos con los fungicidas estaban menos resistentes. O simplemente porque su ciclo de vida ya se había cumplido.

Así que dedicamos algunos días a retirar, con alguna tristeza, aunque con espíritu de agradecimiento, todos los que no solo habían perdido todas sus hojas sino que incluso tenían las ramas renegridas y secas.

Luego llegó el fuego…



Ya han pasado unos días y los terribles incendios fueron apagados.

En esta ocasión nuestra aldea tuvo mucha suerte, el fuego se paró a menos de dos kilómetros.

Me he asustado tanto que estoy deseando eliminar los viejos y altos pinos que rodean el jardín por el lado norte; son las torres de vigía de los cuervos y los arrendajos, y también el palco de sus ruidosas peleas. Mi pena es grande, pero creo que la prudencia aconseja talarlos.



Yo le hablo al jardín repitiendo que tenemos que usar el sentido común… No es fácil.

¡Cómo me gustaría poseer sabiduría y gran elocuencia para conseguir convencer a los que tienen el poder de decidir! Junto con ese poder tienen la obligación ineludible de usarlo para conseguir una política sensata en la utilización de nuestros recursos forestales.

Queda muy bien de cara a la platea publicar “Estamos plantado tantos miles de árboles…”. Pero solo eso no es suficiente. ¿No sería más sensato plantar menos y cuidar más?

¿Acaso sería tan difícil establecer un programa razonable de limpieza de montes? ¿Y no podríamos aprovechar toda la biomasa que se generaría para calentar nuestras casas, que con nuestro clima tan húmedo nos hacen temer tanto al invierno?

Estas reflexiones son un pálido reflejo de la profunda pena, rabia e impotencia que me domina.

20 comentarios:

  1. Bellissime immagini! L'autunno è arrivato anche li :)

    Un saluto e una buona domenica :)

    ResponderEliminar
  2. Maruxa dices tanta verdad que me da escalofrío con el tema de los incendios. En tus diálogos con tu jardín, seguro que te entenderá...
    Es mejor la prevención aunque duela pero se pasa muy mal.
    Tú eres una buena jardinera y tienes un jardín que es un PARAÍSO. Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uerida Candela, no, no soy buena jardinera, solo una enamorada de la naturaleza.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. I like your site and content. thanks for sharing the information keep updating, looking forward for more posts.
    ตารางบอล

    ResponderEliminar
  4. Que tristeza Maruxa, el fuego me da tanto miedo, casi todos los fuegos son intencionados y como no los controlen más, mal vamos, solo interesa el dinero. Un abrazo muy fuerte y a seguir con tu jardín tan lindo ( que algún día espero verlo )

    ResponderEliminar
  5. Cuanta razón tienes!Por aquí pasa lo mismo, todos los montes estan abandonados y no hay recursos para cuidarlos.No tiene ningún sentido. Bueno es un tema que me cabrea mucho.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un problema muy complicado pero con todo transmiten la sensación, posiblemente errónea, del total abandono.
      Un afectuoso saludo

      Eliminar
  6. Querida Maruxa que razón tienes, siempre nos da mucha pena quitar o perder plantas o árboles, pero es necesario para salvar la mayoría. Los pinos para el fuego son una ayuda para hacerlo avanzar. Espero que prime el sentido común y pongan árboles que ayuden a proteger los bosques. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  7. Por fín llueve, buena falta hacía. El verano, ha sido largo, seco y muy caluroso. Bienvenido sea el otoño fresquito y más húmedo, nuestros jardines lo agradecen y nosotros, tambien.
    Un beso, Maruxa, es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  8. Querida Maruxa, entiendo y comparto tu tristeza y enfado. Si no supiera que, a pesar de todo, vas a volver a disfrutar otra vez de lo que te rodea, me entristecería verte tan desanimada. Pero continuar cuidando tu jardín con tanto cariño cómo lo haces y ver resultados, te hará sentirte mejor. Lo espero pronto porque eres muy sabia y una excelente cuidadora. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Querida Maruxa, entiendo y comparto tu tristeza y enfado. Si no supiera que, a pesar de todo, vas a volver a disfrutar otra vez de lo que te rodea, me entristecería verte tan desanimada. Pero continuar cuidando tu jardín con tanto cariño cómo lo haces y ver resultados, te hará sentirte mejor. Lo espero pronto porque eres muy sabia y una excelente cuidadora. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elena
      Espero que Pablo tenga tiempo para publicar las fotos que hicimos estos últimos días que fueron de gran belleza. Te cantarían los oídos........
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Ese jardin te necesita con todos los animos posibles, asique nada de ponerse triste, aqui esperamos noticias tuyas y de tus plantas...

    ResponderEliminar