martes, 7 de febrero de 2017

Febrerillo loco.


Fue un extraño enero, seco y frío. Aunque, por un raro fenómeno, en esta media montaña de Galicia las temperaturas fueron mucho más benignas que en otras zonas del país.

Ahora han llegado las lluvias que tanto se habían retrasado, y como pasa tantas veces, parece que quieren recuperar el tiempo perdido. Por unos largos días poco se podrá hacer en el jardín. Solo rastrillar las ramas caídas para dejar despejado el paso a la casa.


Y a mí me entra - como dicen en mi tierra - "um nervoso miudinho". Todos los días me asomo al balcón para saludar al jardín y - casi como una patología que sufro todos los finales de enero - empiezo a apuntar lo que me parecen grandes errores en su concepción.

Si empezara de nuevo lo haría, al menos, más fácil de mantener. ¡Pero de lo que estoy plenamente segura es de que no me divertiría más!

Recuerdo hoy a un queridísimo amigo, Agapito de la casa del Maeso, que tantas visitas nos hacía ya que era de las pocas personas que, en aquellos difíciles tiempos de la posguerra, tenía coche y - como era una buenísima persona - se encargaba de traer los enfermos al médico cuando tenían alguna urgencia. Cuántas veces me dijo: “¿Pero cómo es posible que te encuentre siempre llena de tierra?”.

La verdad es que todos los momentos que podía - y que me dejaban libres los muchos quehaceres de mi casa - los dedicaba a la creación del jardín.

Los jardines son los retratos de sus dueños, afirman muchos jardineros. ¡Si es así me temo que algunos jardines pueden ser bien indiscretos!

Hablarán de desorganización, prisas excesivas, horror vacuo… y una puntita de soberbia imperdonable e irremediable.

También podrán hablar de esfuerzo, persistencia y entusiasmos... muchas veces desmedidos.

Y también algo tendrán que transmitir de frustraciones y fracasos.

Estamos entrando en febrero. ¡Y llegaron las tormentas!!! Os dejo algunas fotos para recordar el paso del temporal. Aún tenemos “chuviscos e salpicos” de luz plateada que nos avisan que estamos en “febrerillo loco”.






20 comentarios:

  1. Maruxa, es cierto que estamos en un invierno medio loco. No llueve y luego viene la tormenta y hace destrozos. En cuanto al jardín, me encanta estar con la tierra, las botas puestas y el rastrillo en mano. Pensando y dando vueltas donde pongo esta planta y donde puedo colocar la otra...
    Que disfrute y cuanto gozo ese olor a tierra mojada mezclado con el aroma de los nardos que desprenden con la suave brisa que balancea sus tallos. Besos Maruxa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Candela aún he podido acercarme al correo,creo que mañana podré enviarte las semillas.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Por aquí también llueve bastante, las heladas me han estropeado algunas plantas y sufriendo con el viento ¿ El árbol es tuyo ? Un abrazo fuerte Maruxa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Teresa.
      Son dos Cedros los primeros que plantamos en casa de mis tíos muy cerquita de la mía ,hoy pertenece a mi hija mayor.
      Eran una belleza ,aún no tuve valor de ir a verlos.
      Harán unas perfumadas cómodas......
      En mi jardín el daño fue menor, solo el tejado sufrió algún desperfecto.

      Eliminar
    2. Querida Maruxa, cuando se arrancan los árboles o se seca una planta, siento una gran tristeza en el corazón. Lo siento. Abrazos.

      Eliminar
  3. aqui tambien esta el tiempo raro... nos tiene a todos los seres vivos despistados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Mario,si es un tiempo n poco raro.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Las fotos son tremendas. Por aquí, el mar estuvo medio loco. Y muchísimo viento. Pero floreció todo lo que tiene que florecer en invierno. Las coleonemas, que me recuerdan a Margarita y su jardín, preciosas.
    Y aunque te parezca mentira, Maruxa, hasta la salvia cuyos esquejes me diste
    , está floreciendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien por Santander.al fin fuimos siempre una familia de emigrantes......
      Querida Elena después de estos días que tantos desastres dejó, entiendo a Rosalía cuando decía - quero-me ir, quero-me ir...........

      Eliminar
  6. Hola Maruxa! Nuestro jardin es el mejor por que lo hicimos nosotra. No nos lo encontramos hecho, ni vino nadie a decir lo que mas nos convenia. Hemos disfrutado haciendolo y seguimos disfrutando. Aunque es cierto que de empezar ahora cambiaria muchas cosas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola Ki Si.
    ¿ como puedo visualizar tu jardín?
    Seguramente es fácil pero yo soy muy torpe con las nuevas tecnologías.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. ''Vaite febreiriño corto cos teus días vinteoito, que si duras outros catro, non para can nin gato''....Saludos desde las Rías Baixas, Maruxa...por aquí todo perfecto, magnolias tempraneras ya en flor y camelias en pleno auge....Descontando los días para la primavera, que este año estará cargada de sorpresas y novedades :)

    ResponderEliminar
  9. Por aca el verano despegandose languidamente
    Los arboles poblados de hojas que hacen la delicia de una siestita debajo de ellos, con frescura natural no de aparatos electricos
    Gratisimo leerte
    Cariños

    ResponderEliminar
  10. Hola, Maruxa!! Cuánto me gusta leerte!! :-) siempre hay tanto que aprender de la mirada que viertes sobre el jardín...
    Aquí hemos tenido un enero bastante lluvioso y en febrero incluso nieve. Humedad no nos falta de momento y las heladas están siendo contenidas salvo unos días terribles el mes pasado.
    Un abrazo grande, querida Marutxa. Gracias por compartir tus palabras en tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a gracias a ti .
      Te deseo una rapidísima recuperación, llega la primavera y con ella el gusanillo del trabajo; que puedas disfrutar de tu jardín con alegría.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Maruxa saludos desde Argentina, por aquí febrero tambien está un poco loco, bastante mas fresco y lluvioso que lo usual pero beneficia mucho a las plantas agobiadas por el calor infernal que pasaron en enero! Un saludo afectuoso de un lector fiel.

    ResponderEliminar
  12. Tan lejos y tan cerca, que buen lazo de unión es el amor a las plantas.
    Muchas gracias compañero!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Maruxa. ¿De que lugar de Galicia eres? Yo de Pontevedra. Me gusta mucho tu blog. Saludos

    ResponderEliminar
  14. Gracias Tania , siempre es agradable compartir gustos y opiniones sobre jardines.
    Yo también vivo en la provincia de Pontevedra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar