lunes, 23 de marzo de 2009

Jardín en movimiento.

Comienza la primavera.

Llegó la primavera y cada día el jardín es una sorpresa. ¡Cómo me gustaría poder captar la luz cambiante, los matices de los colores, los aromas y transmitirlos con palabras! Yo no sé hacerlo, así que espero que estas fotos os puedan transmitir la frescura de los primeros días de primavera, no sólo en mi jardín sino también en los montes que en este tiempo son una de una inmensa belleza, están cubiertos de un manto dorado y perfumado: “a churuma do toxo”. En estas palabras los gallegos expresan el color y el perfume del tojo, dulce, con un toque de vainilla, suave y acariciante.

En el monte, mata de tojo (ulex europaeus) entre piedras de granito.

Flor de tojo.

El estanque restaurado también empieza a vivir de nuevo, dentro de un mes ya no tendrá ninguna cicatriz.

El estanque que se limpió, ya terminado.

Azaleas en el otro estanque.

Las mismas azaleas desde otro ángulo.

Los últimos días de marzo suelen ser ventosos, pero las lluvias de abril vuelven a suavizar lo que el viento haya castigado. No en vano dice el refrán: marzo ventoso, abril chuvioso, fan a maio florido e fermoso.

Cerezo japonés (Prunus serrulata) en flor.

Camelia.

2 comentarios:

  1. Efectivamente, Maruxa, buen acierto el del título: el jardín se mueve y despierta.

    El toxo es quizás una de nuestras plantas más representativas, se agradece su amarillo intenso.

    Gracias por las fotos, da gusto ver el jardín en estos días.

    Bicos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar